Por las rutas de las minas

Después de salir de Sevilla ayer, hemos acabado en medio del campo, a unos 10 Km del Ronquillo, un pueblecito Sevillano al que las minas e la zona trajo en su dia el tren y que habitualmente es una via verde que he alternado hoy con la N630 que es una de las carreteras más largas del estado uniendo Gijón con Sevilla y es conocida como la Ruta de la Plata. Ha sido una etapa de transición, sin nada importante que explicar más allá de la dureza de algunos de sus tramos y de la paz y tranquilidad que aportan al recorrido encinas, alcornoques, acebuches y carrascas y la gran presencia de pájaros con alegres melodias.

He aprovechado el dia de hoy para ir situando la rutina que nos habíamos marcado al inicio del camino y que consistia en caminar a la par que enviaba cartas y escritos a personas que queremos ver en nuestro camino. También vuelvo a estar más encima del día a día de Gats después de 12 días de forzosa desconexión y también de la tranquilidad que aporta el saber que hay un equipo de gente en el Prat velando por que todo siga funcionando.

Cada día es una nueva aventura. Ayer mes las veia muy felices al hacer los 12 Km de la tarde en menos de 2 horas, caminando a 9 minutos por Kilometro, pero hoy he descubierto la dureza de la sierra, los primeros puertos. Han vuelto viejos problemas como las ampollas o algunos dolores musculares y han aparecido otros nuevos que hasta ahora no habían aparecido.

Sea como sea y a pesar de que por la mañana estaba reventado, la tarde me ha cargado de nuevo de energia y he podido caminar sin problemas el tramo que me quedaba. La verdad es que es el día que más cansado estoy. También en esto deben influir otras cuestiones ya que la distancia y el camino, no hacen que aparque otras cuestiones y al final, todo va sumando.

Mañana si todo va bien, entraremos en Extremadura y seguiremos para Mérida. Me las prometía muy felices ya que en una semana y media, mi familia venía a verme y a estar 4 días conmigo, pero al final, no podrá ser o no podrá ser de forma completa. El motivo… pues un motivo que me alegra, ya que es una operación que mi suegro hacía tiempo que esperaba y hará que pueda volver a caminar bien. Al final, cuando se trata de caminar y de mejorar la vida de una persona, este aplazamiento familiar está más que justificado.

Mañana, más

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Por las rutas de las minas

  1. Juande Romero dice:

    Pronto o ya estarás en el Sur en la provincia de Badajoz. En Monesterio se curan los mejores jamones del Mundo Mundial. Aprovecha y come jamón de la zona, no engorda y es saludable.

  2. Javier Martín Pérez dice:

    Hola! Soy Javi, una de las personas que han conocido Ricardo y Oscar en su paso por Cazorla. Para mi ha sido una grata sorpresa conocer a personas como ellos, dispuestos a cambiar el funcionamiento de las cosas, dispuestos a decir que otra vida es posible. Os mando un fuerte abrazo, mucho ánimo y fuerza. Estoy con vosotros “OTRA VIDA ES POSIBLE”.

  3. Jota Uve dice:

    Muchos animos en la travesía. Desde el Periódico de El Prat seguimos tus andanzas con mucho interes

Responder a Jota Uve Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>