Pasos para acercarme a ti

Querido papá, en este rato, hace 5 años, pasábamos nuestros últimos momentos antes de tu prematura marcha. Pienso mucho en aquel momento, en el que tu tenían tan claro el desenlace de aquella visita a urgencias del hospital. De los nervios iniciales, a la tranquilidad más absoluta y plena. Consciente de que nada malo había allá donde marchabas y satisfecho con lo que aquí dejabas, emprendistes tu último viaje…

Pese a seguir sin aceptar el hecho de no poder abrazarte o bromear contigo, estoy convencido de que cada paso que doy, cada día que pasa y cada momento que me he propuesto vivir intensa y plenamente, me acercan a ti y a todos aquellos a los que quiero y ya no puedo ver ni abrazar.

Empecé este camino con varios objetivos. Uno era muy complejo, pero creo que estoy en ello ;) . Se trataba de volver a recuperar la capacidad que algún dia tuve de recordar mis sueños. Capacidad perdida, supongo, por los nervios, una vida sedentaria, una mala alimentación, un mal descanso… sea lo que sea, algo que perdí y que me gustaría recuperar, ya que creo que cuando dormimos, soñamos de forma diferente y en esa diferencia, siempre he esperado estar más cerca de ti. Ya han sido varios los días en los que he tenido esa sensación de tener un descanso diferente en el que he podido ser consciente y recordar lo que ha pasado en algún pasaje de mis sueños.

Ser un hombre que sueña despierto, es algo importante, una capacidad que creo que he cultivado con el tiempo, pero soñar mientras duermes, es algo natural que creo que este camino me ayudará a recuperar.

Otro de mis objetivos es escribir un libro en este camino. Dicen que todo hombre o toda mujer deberían escribir un libro, tener un hijo y plantar un árbol.

Que te voy a decir a ti de la importancia del árbol papá, tu que naciste en el corazón del olivo. Plantar un árbol sigue siendo a día de hoy la mejor muestra de solidaridad y compromiso que puede hacer cualquier persona y como sabes, he plantado muchos y he conseguido que se planten muchos más.

Escribir un libro, pues es algo que se me queda grande, ya que no se como escribirlo y por eso, estoy pidiendo ayuda para conseguirlo, y creo que con ello conseguiré que este camino y lo que en el estoy conociendo, pueda ser accesible a todo el que le pueda interesar.

Sobre tener un hijo. Estos días me acompañan en el camino, con su abuela, Inés y Berta, tus nietas, que acompaño en su camino para que, sencillamente, crezcan y sean buenas personas. En el fondo Manolillo, es lo que tu hiciste durante los 59 años que estuviste en este mundo, ser buena persona e intentar que nosotros, mis hermanos y yo, lo fuésemos también.

No creo que tengamos que seguir esta regla de tres a raja tabla. En primer lugar por qué hay gente que no puede o no quiere hacer alguna de estas tres cosas, y no por eso, son peores personas. De hecho la vida no es más que una sucesión de cosas, de momentos, en los que podemos ver perfectamente reflejados el significado de estas tres acciones. Se puede escribir un libro sin saber ni siquiera escribir, se puede plantar un árbol sin ni tan siquiera coger un chapo y se pueden tener hijos sin tan siquiera haberlos concebido.

En el fondo, no dejan de ser acciones que nos han de llevar a ser más conscientes de que la utilidad de nuestro paso por el mundo, será siempre más plena, si decidimos compartirla con los demás a través de la transmisión de enseñanzas y aprendizajes positivos (libro), el respeto a la tierra y la solidaridad y la justicia (árbol) y el que puedas ser recordado por haber pasado por este mundo intentando haber hecho algo para cambiarlo o hacerlo un poco mejor (hijos).

Yo querido papá, cada día que pasa, sabes que tengo un rato para ti, y para los abuelos, los tios, familia y amigos que ya no estais aquí, pero a los que tengo muy presentes . Camino por esta vida, haciendo camino para aprender también a ir dejando de vivir cuando me toque, sabiendo que cuando llegue ese momento, nunca estaré solo.

Esta entrada fue publicada en El Corazón del olivo, Manolo Rando, Manuel Rando, Medio Ambiente, Santiago de Calatrava, a mi padre. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Pasos para acercarme a ti

  1. Anónimo dice:

    gracias por hacer recordar con tu escrito las cosas importantes
    y por hacerme recordar a mi tío Manolo (aunque no hace falta ya que lo tengo muy presente igual que al abuelo)
    una abrazo y suerte con el viaje

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>